Tipos de créditos para la educación y la crianza de los niños

Tipos de créditos

Todas las personas tienen derecho a la educación, pero lo que es verdad es que esta educación en ocasiones no es posible para todas las personas por ser demasiado cara. Si realmente quieres que tu hijo pueda disfrutar de una buena formación para optar para una mejor calidad de vida, lo mejor que puedes hacer es solicitar una línea de crédito de estudios.

Tipos de préstamos educativos

En el mercado podemos encontrarnos una amplia variedad de tipos de financiación para pagar los estudios de nuestros hijos. Lo importante es adquirir la opción que mejor se adapta a nuestras necesidades y así conseguir el dinero que permitirá a nuestros hijos tener la formación que se merecen. No olvides que si les ofreces una buena formación, la probabilidad de que puedan disfrutar de una mejor vida será mayor.

Préstamos para material escolar: suelen ser un tipo de financiación muy demandado y que nos permitirá comprar a nuestros hijos los libros, material escolar, ropa… todo lo que necesitan para la vuelta al cole. Como leemos en este interesante artículo sobre préstamos sin importar Asnef, acceder a este tipo de crédito suele ser bastante fácil. Incluso se puede acceder si estamos apuntados en un listado de morosidad como es Asnef entre otras. Se puede solicitar en un banco, empresas de préstamos o a través de los propios centros comerciales.

Anticipos de beca: es la línea de financiación que permitirá conseguir el dinero en este momento. Como bien sabes, una vez que la beca ha sido aprobada, el dinero tarda bastante en llegar. En algunas cosas puede tardar incluso meses en ser ingresado en la cuenta bancaria. Para poder hacer frente a los gastos que tenemos ahora, lo mejor será solicitar un anticipo de beca y luego cuando nos den el dinero, cerrar el préstamo.

Préstamos universitarios: es la línea de financiación que va dirigida a conseguir pagar la matrícula de los estudios y los posibles gastos que el estudiante pueda tener como transporte, alquiler, comida… Dependiendo de tus necesidades, tendrás que solicitar un préstamo universitario más o menos completo. Lo más común es que este tipo de financiación sea a largo plazo para que una vez que comiences a trabajar puedas comenzar a devolver el dinero que te han dejado para la formación. Dentro de esta opción también podemos incluir los préstamos para estudios en el extranjero. 

Préstamos posuniversitarios: es una línea de financiación muy parecida a la anterior, pero con la ventaja de que en este caso el dinero se debe destinar al pago de un máster o curso de idioma. Como en ocasiones el master puede tener un precio elevado, la línea de crédito suele ser bastante amplia y nos permite devolver el dinero en bastante tiempo. Así podemos conseguir una cuota mensual adaptada a nuestras necesidades. Lo importante es no endeudarse demasiado.

¿Son caros los préstamos para estudiantes?

Una de las principales ventajas de los préstamos para estudiantes es que suelen ser por regla general más económicos que otras líneas de crédito. Esto se debe a que suelen solicitarse y devolver a largo plazo. Si el interés fuese demasiado elevado, esto haría que la deuda fuese demasiado grande y buena parte de los estudiantes viesen imposible poder acceder a ese tipo de financiación a la hora de pagar sus estudios.

Para que te puedas hacer a la idea, el interés se suele situar entre el 4% y el 6% Tae. Como siempre, hay opciones más económicas o más caras. Lo importante es comparar y elegir la opción que mejor encaja con nuestras necesidades.

A la hora de solicitar este tipo de financiación es importante fijarnos en las posibles comisiones que se nos puedan cobrar. En ocasiones pueden ser del 1% o incluso ligeramente superiores. Por este motivo te recomiendo realizar la comparación con la Tae final para que sepas realmente si el interés final te interesa o no.

Por otra parte, la vinculación no suele estar presente en este tipo de préstamos, debido a que se entiende que el estudiante no tiene que pagar facturas ni cuenta con nómina. Es verdad que siempre se suele exigir que el pago de la cuenta se pague a través de una cuenta del propio banco, se haga uso de una tarjeta de debido y en ocasiones se nos puede exigir contratar algún tipo de seguro de impago. Aunque normalmente la vinculación suele ser mínima, es importante fijarse en ese detalle para evitar problemas.

¿Hay tiempo de carencia en un préstamo de estudios?

Normalmente este tipo de créditos para estudiantes siempre suelen venir con un tiempo de carencia para que el estudiante pueda tener más facilidad a la hora de pagar la deuda que está adquiriendo. Es verdad que no todos cuenta con carencia de capital, por lo que hay que fijarse bien en este detalle para tener la certeza de estar realizando una buena solicitud de crédito.

Por supuesto, a la hora de mirar la carencia tenemos que mirar si es carencia parcial o es una carencia total. Y no olvides mirar el tiempo que tendrás para ir pagando poco a poco el préstamo y en consecuencia la cuota que te quedará.

También es importante fijarse en la posible comisión por cancelación anticipada. Si tienes la suerte de encontrar un buen puesto de trabajo, puede que ganes un buen dinero y en consecuencia te puedas permitir cancelar el crédito en un periodo de tiempo más pequeño.

Compártelo en tu red social: