Cómo elegir deshumidificadores para habitaciones de bebés

Cómo elegir deshumidificadores para habitaciones de bebés

Cómo elegir deshumidificadores para habitaciones de bebés

¿Te gustaría elegir el mejor deshumidificador para la habitación de tu bebé? Estos dispositivos son realmente prácticos para evitar la humedad que puede hacer enfermar a los más pequeños de la casa y a continuación te presentamos algunas recomendaciones para conseguir seleccionar los mejores modelos.

Elegir deshumidificadores para la habitación del bebé

Los deshumidificadores sirven para conseguir una correcta regulación del aire en el hogar. A la hora de seleccionar un deshumidificador para la habitación del bebé se debe tener en cuenta que este dispositivo servirá para reducir el nivel de humedad en un hogar proporcionando el mejor confort para el pequeño y evitando cualquier problema de salud que un exceso de humedad podría ocasionarle.

Como leemos en esta comparativa de deshumidificadores a la hora de seleccionar un deshumidificador se debe tener en cuenta si vamos a necesitar un dispositivo que incluya compresor o un deshumidificador sin compresor. Los dispositivos con compresor, también conocidos como deshumidificadores refrigerantes son unos dispositivos que aspiran el aire de las habitaciones con ventiladores, lo filtran después y lo sacan por un evaporador frío. Después el aire se expulsa a través de un condensador que elimina la humedad. Este tipo de deshumidificadores son los más utilizaos en el hogar.

Por otro lado, los deshumidificadores desecantes que no cuentan con compresor procesan el aire secando el agua con una especie de gel. Son interesantes para los espacios más fríos y usos industriales con lo que no los recomendamos para la habitación de los bebés.

A partir de aquí hay que pensar qué utilidad se le va a dar al humidificador. Si, por ejemplo, lo queremos utilizar siempre en todas las estancias en las que vaya a estar el bebé sin duda la mejor opción serán los deshumidificadores portátil. Asimismo, recomendamos seleccionar siempre los modelos que tengan algún tipo de sensor, tanto luminoso como auditivo, que indique que el depósito ha llegado a su máximo nivel y que por tanto hay que cambiarlo para que el deshumidificador continúe funcionando de forma eficiente (fuente).

También se debe tener en cuenta la potencia del deshumidificador a la hora de seleccionar el dispositivo perfecto. Para seleccionar el dispositivo ideal se debe calcular el tamaño de la estancia o estancias en que se vayan a ubicar y revisar entre sus prestaciones si el dispositivo que se va a seleccionar cuenta con la suficiente potencia para deshumidificar toda la estancia de forma eficiente.

Como ya introducíamos anteriormente, también cabe tener en cuenta que los refrigerantes son mejores para habitaciones del bebé con temperaturas altas mientras los desecantes son mejores para las temperaturas bajas.

Por otro lado se debe valorar la capacidad del depósito de extracción antes de adquirir uno u otro deshumidificador. Según el tamaño que tenga cada depósito habrá que vaciarlo más o menos veces y es por ello que es interesante seleccionar como mínimo deshumidificadores con una capacidad de dos litros para que su uso sea mucho más eficiente.

Por último, te recomendamos que tengas muy en cuenta que el deshumidificador para la habitación del bebé que vas a seleccionar sea lo más silencioso posible, así como también que revises su consumo. Ten en cuenta que los refrigerantes consumen unos 250 vatios mientras los desecantes 500 vatios con lo que lo mejor será revisar bien los datos de consumo antes de adquirir cualquier deshumidificador.

Compártelo en tu red social: