Cómo proteger la espalda de los niños con el peso en las mochilas

Proteger la espalda de los niños con peso en las mochilas

Si te preocupa que los más pequeños de la casa puedan tener problemas de espalda o desarrollar cualquier tipo de dolencia derivada del peso de las mochilas sigue leyendo pues en este artículo te presentamos las mejores recomendaciones para que puedas proteger su espalda del fuerte peso de las mochilas. Sigue leyendo y encuentra los mejores consejos para cuidar la salud lumbar de tus hijos y conseguir que consigan desarrollarse de forma óptima protegiendo sus huesos y músculos.

Consejos para proteger la espalda de los niños

El peso de las mochilas puede producir lesiones de diferente gravedad en la espalda y la columna de los niños si no se toman algunas precauciones para evitarlo y prevenir este tipo de problemas tan comunes en la actualidad en los niños de diferentes edades. En primer lugar recomendamos elegir siempre mochilas para los niños que sean adecuadas tanto a su edad como a su altura, peso y contextura física.

Si se compran mochilas demasiado grandes para niños pequeños para intentar conseguir hacerlas durar varios años y ahorrar algo de dinero, es muy probable que esto vaya a suponer un gran perjuicio para los niños y su zona lumbar, que normalmente es más sensible que la zona dorsal, así como también un problema para su desarrollo. Para los niños, sobre todo para los que son algo más mayores y tienen que transportar muchos libros, las mochilas perfectas son aquellas que su ubican en la zona dorsal,colocándose de forma ideal en la curva que forman estas vertebras y protegiendo así la salud lumbar de los pequeños de la casa. Las mochilas perfectas para niños se ubicaran por tanto algunos centímetros encima de la cintura, aproximadamente unos cinco. Puedes encontrar modelos interesantes en esta sección de mochilas de Ulanka.com.

En segundo lugar, se debe tener en cuenta que los niños nunca deberán cargar más del diez o del quince por ciento de su peso, siempre valorando en todo momento tanto la constitución de los pequeños como también su edad y su estado físico general. El llevar peso de más en la mochila puede dañar la columna y los huesos de los niños porque éstos aún se están desarrollando y no están preparados para transportar tanto peso ni hacer esfuerzos fuertes. Es por ello que recomendamos diferentes ejercicios y la práctica de deporte de forma regular en los pequeños para que puedan reforzar toda la musculatura de la zona de la espalda y protegerse así de cualquier tipo de lesión muscular.

Además, como leemos aquí, otras de las recomendaciones que pensamos que se deben tener en cuanta a la hora de adquirir una mochila son que ésta siempre lleve tirantes o correas que se puedan regular para garantizar la comodidad de los niños. Además los tirantes de la mochila siempre tendrán que ser anchos y a ser posible recomendamos que estén acolchados. También es importante que la mochila que se elija se pueda ajustar bien alrededor de la cintura para que los niños puedan distribuir el peso de ésta entre sus diferentes zonas musculares, en lugar de cargarse todo el peso a la espalda.

Resulta básico que la zona que se coloque en la espalda esté bien acolchada para que el peso se distribuya bien y los niños no tengan ningún tipo de problema con roces o heridas. Por último reseñar que se deben escoger siempre mochilas de colgar en los hombros. Las mochilas de carrito no son nada buenas para los niños mayores que tienen que llevar mucho peso porque al transportar este tipo de mochilas los pequeños hacen fuerza normalmente con un solo lado de su espalda y es por esto que sin duda no son una buena opción.

Compártelo en tu red social: