Consejos para evitar incidentes en los castillos hinchables

Consejos para evitar incidentes en los castillos hinchables

Los castillos hinchables son uno de los entretenimientos preferidos de los niños en fiestas y eventos y sin duda a todos los pequeños les encantaría tener uno en casa pero resulta fundamental tomar algunas medidas de precaución para utilizarlos. En este artículo nuestros expertos han recopilado algunos consejos interesantes para evitar incidentes en los castillos hinchables. Sigue leyendo para conocer los principales consejos para evitar incidentes en los castillos inflables.

Anclarlos bien

La primera clave fundamental para evitar incidentes en los castillos inflables es anclar de forma óptima el castillo al suelo. Una vez anclado es importante verificar todos los anclajes valorando que todos ellos deben ser planos y no deben sobresalir. Si consideramos que puede haber algún problema puede ser una buena alternativa el utilizar sacos de arena cuando sea posible para evitar que nuestro castillo hinchable pueda volarse.

Contar con el espacio adecuado

También es importante, como nos explican los expertos en castillos inflables de CompralosMejores, que el modelo que escojamos cuente con espacio suficiente a su alrededor para evitar cualquier tipo de accidente. Para lograrlo recomendamos dejar por lo menos dos metros alrededor del castillo hinchable e incluso 3,5 metros si existen laterales cubiertos.

Cuidado con los niños

Por otro lado, si son muchos los niños que quieren subir al castillo hinchable una gran alternativa será establecer turnos separando a todos los menores por edades, por altura y por peso. El objetivo fundamental de esta separación es que de esta manera los niños pequeños de tres y cuatro años jueguen con niños pequeños y los de doce y trece lo hagan con niños mayores para evitar accidentes ya que si un niño con el tamaño de los más grandes cae sobre un niño pequeño sin duda puede llegar a hacerle daño.

Cuidado con el viento

Otra da las claves fundamentales para evitar todo tipo de incidentes en los castillos hinchables es que estos elementos nunca deben usarse si hace viento. Los castillos inflables pesan muy poco, con lo que con un viento de quince kilómetros por hora pueden moverse y con más viento pueden incluso llegar a volarse, lo cual resulta especialmente peligroso. Si hace algo de viento nunca se debe dejar a los niños sin supervisión y con vientos mayores de 30 kilómetros por hora es fundamental retirar cuanto antes el castillo porque puede volarse y provocar un accidente grave.

Revisar la seguridad y garantía

Antes de utilizar y montar ningún castillo inflable es fundamental revisar que cumple con los requisitos y las normativas vigentes actualmente en materia de seguridad. Además es importante consultar la placa que identifica el tipo de inflador que se debe usar y su potencia, que incluye el número de personas que se pueden subir a la vez y que especifica el año de fabricación del castillo. Para los sistemas de mayor tamaño para fiestas y eventos también es fundamental contar con un seguro de protección civil en regla.

Vigilar el castillo

Los niños nunca deberían jugar en un castillo hinchable sin ningún tipo de vigilancia. Es importante que un adulto u monitor supervise en todo momento el juego de los niños. Si se trata de castillos de muy gran tamaño incluso podrá necesitarse la colaboración de dos cuidadores. Además resulta fundamental instalar una zona completa de colchonetas a la entrada del castillo para que los niños puedan acceder y bajar de forma segura, así como ubicar colchonetas alrededor de éste por si algún niño sale disparado durante el juego.

Cuidado con la instalación eléctrica

Otro de los sistemas que pueden provocar un incidente en un castillo inflable es la instalación eléctrica. Resulta clave que ésta no se encuentre abierta al público, que esté bien protegida y sobre todo lejos de los niños y de espacios con agua que pudieran resultar peligrosos o alterar su buen funcionamiento.

Cuidado con el inflado

Por otro lado resulta muy importante también comprobar que el inflador del castillo hinchable tiene al menos un metro de distancia libre alrededor de él. Además también es importante tener en cuenta que dicho hinchador deberá encontrarse por lo menos a un metro de distancia del castillo. Asimismo, cabe recordar que el tubo del castillo inflable debe estar en buenas condiciones y bien extendido en todo momento para evitar accidentes.

Por supuesto el castillo tendrá que estar inflado de forma uniforme para que podamos asegurar que se trata de un dispositivo seguro. Es importante prestar especial atención al inflar la zona de acceso al castillo cuidando al máximo su firmeza, ya que se trata de la zona más delicada del castillo.

Compártelo en tu red social: