Las 6 mejores bicicletas sin pedales para niños

Las 6 mejores bicicletas sin pedales para niños

Hay cosas que no se olvidan nunca, como ir en bici. De hecho, es la expresión más conocida cuando nos referimos a algo que hace tiempo que no hacemos pero que sabemos perfectamente cómo hacerlo. “Eso no es olvida, es como ir en bici”. Ciertamente, aprender a ir en bici es algo que no se olvida, y ya puedes llevar años sin tocar una que no tendrás ningún problema para mantener el equilibrio. Ahora bien, para no olvidar cómo ir en bici, lo primero es aprender a ir en bici. Si tienes un hijo pequeño que está aprendiendo a mantener el equilibrio en estos maravillosos aparatos, sabrás de sobra que hay distintas fases antes de aventurarse con una bici completa. Hoy te traigo las 6 mejores bicicletas sin pedales para niños, para que tus hijos aprendan a ir en bici de la mejor de las maneras.

Bici sin pedales Lite madera de EarlyRider

Esta bici sin pedales es perfecta si, además de querer enseñar a tu hijo cómo ir en bici, quieres enseñárselo desde la pasión que tú mismo sientes por ellas y por las motos. Tiene un diseño espectacularmente elegante, de madera, resistente pero muy ligera. Está recubierta con barniz, lo que le aporta seguridad y brillo. Estéticamente, este diseño no tiene pérdida. Además, tiene un elegante sillín de cuero que puedes retirar para lavarlo sin problema, y sus ruedas son bastante gruesas, perfectas para cualquier tipo de terreno. Lo pueden utilizar niños de hasta tres años y medio, por lo que puede ser la bici de la infancia de tu hijo. Un producto elegante, ecológico y con un diseño extraordinario que hará que tú mismo quieras una. Evidentemente, se trata de una de las opciones más caras del mercado, pero si quieres transmitirle tu amor por las motos, es con diferencia la mejor compra a la que puedes optar.

Ver en Amazon

Bicicleta de equilibrio con lateral y freno

Una de mis favoritas del mercado, ya que se asemeja mucho a la clásica Mountain Bike que probablemente tienes tú mismo en casa. Es deportiva y viene en muchísimos colores, aunque a mí personalmente me gusta el diseño en negro, ya que le aporta elegancia y seriedad. Tu hijo tendrá la sensación de estar pilotando una bici auténtica y profesional. Está fabricada con materiales muy resistentes, por lo que aguantan sin problema los impactos. Exceptuando los pedales, tiene todo lo que posee una bici normal, y un elemento muy importante es el freno de mano con el que cuenta para que tus hijos aprendan a utilizarlo. La altura del sillín es regulable y es muy cómodo, por lo que tus hijos podrán pasar horas paseando esta bici. Perfecta para que practiquen el equilibrio antes de pasar a una bici con pedales.

Ver en Amazon

Bicicleta sin pedales Edición Sport de BIKESTAR

Esta bici es perfecta si estás buscando algo que pueda utilizar tu hijo durante bastante tiempo. No solo la altura de su sillín es ajustable, sino que el soporte se puede girar, haciendo de ella una bici más óptima para un tamaño más grande. Eso quiere decir que abarca muchos rangos de edad, y tu hijo la podrá utilizar durante años. Con unas ruedas gruesas y resistentes, aptas para todo tipo de terrenos, esta bici incluye un freno de mano que permite a tus hijos entender cuándo frenar, y es perfecta para poner a prueba su equilibrio. Después de esta bici, podrán pasar sin problema a una bici más grande. Puedes escoger el color entre una amplia gama de opciones, por lo que no tendrás problema para elegir una que se adapte a la estética y a las peticiones de tu hijo. Una opción fetén y muy versátil que te garantiza durabilidad.

Ver en Amazon

Moto sin pedales de madera Scooter

Si eres fan de las Scooter, a tu hijo le encantará imitarte mientras pilota esta pequeña imitación. Se trata de una moto sin pedales, fabricada en madera, muy resistente. El asiento de madera es también regulable, por lo que podrás ajustar la altura para que tu hijo se sienta más cómodo, y el manillar viene recubierto de cuero para que sea más fácil y cómodo agarrarse a él. Es una opción bastante económica y su estética es original y divertida, pero personalmente me parece una opción algo menos cómoda que otras bicis, ya que el sillín es madera y es probable que a tu hijo acabe resultándole incómodo pasar tanto tiempo sentado en un asiento plano. Se puede recubrir, no obstante, ya que el borde no está pegado a la estructura de la moto, por lo que podrás incluir algún tipo de cojín ajustable.

Ver en Amazon

Bicicleta sin pedales para bebé de YGJT

Esta bici está pensada para bebés más pequeños, por lo que su estabilidad es mucho mayor. En lugar de contar con dos únicas ruedas, gruesas y resistentes, en cada extremo, cuenta con dos algo más pequeñas que garantizan mayor estabilidad. El sillín es amplio, por lo que tu bebé podrá estar cómodo mientras la utiliza, y el manillar se de plástico duro y suave para que pueda cogerlo sin cansarse o acabar haciéndose daño. Tiene la rotación limitada para garantizar que no provoque caídas, las ruedas están recubiertas de goma EVA para hacer que su movimiento sea silencioso y acolchado, evitando así que estropee el suelo de tu casa. Es un acierto seguro y un producto del que no querrán separarse, ya que comenzarán a explorar su propia movilidad de independencia de manera cómoda y segura.

Ver en Amazon

Bici sin pedales Chicco First Bike

La bicicleta sin pedales más clásica de la historia pertenece a esta conocida marca de productos infantiles, Chicco. Su marca es garantía de calidad, por lo que esta bicicleta es segura y resistente sin lugar a dudas. Con un diseño ergonómico y diferente al resto, su manillar es más amplio y se adapta mejor a la posición de los brazos, y su sillín es regulable, por lo que la altura de tu hijo no será un problema. Está pensado para niños de entre 2 y 5 años, así que tu hijo podrá utilizarla durante años y considerarla, genuinamente, la bici de su infancia. Es muy ligera y sus ruedas poseen una tecnología antipinchazos que te permite utilizarla tanto en interior como en exterior sin temor a caídas por ese motivo. Su objetivo es que el niño practique y desarrolle su sentido del equilibrio, facilitándole así mucho más la transición a una bici con pedal. La opción más económica del mercado, con diferencia, con una relación calidad-precio inmejorable. No puedes fallar comprando este producto.

Ver en Amazon

Cómo elegir la mejor moto sin pedales para tu hijo

Ir en bici es una de las mejores experiencias de la vida. Te permite tener la sensación de volar, ya que no tienes que poner los pies en el suelo para poder desplazarte. Las bicicletas nos pueden llevar a muchísimos sitios, tanto por carretera, como por montaña, como por playa. Nos pueden desplazar a diario de casa al trabajo o a nuestro centro de estudios, son un transporte perfecto y ecológico y, además, es algo que se disfruta. Enseñar a tus hijos a montar en bici es una de esas cosas que parecen imprescindibles durante la infancia de tu hijo, y es algo a lo que no vas a querer renunciar. Ahora bien, hay muchos productos que pueden ayudarte a hacerlo, creando una suerte de transición para que tu hijo se adapte mejor a una bici más grande.

Hay muchos productos específicamente diseñados para cada una de las fases de este aprendizaje. Todos conocemos las famosas bicicletas con ruedines, esas pequeñas ruedas complementarias que sirven para que nuestro hijo se adapte al ritmo de la bici. Quitarle los ruedines a una bici puede ser un gran paso para muchos niños, ya que supone un paso en la dirección adulta. Sin embargo, hay un paso previo a este tipo de bicicletas. En esta selección de las 6 mejores bicicletas sin pedales para niños os he enseñado cuál es el primer paso para que tu hijo aprenda a dominar el equilibrio antes de pasar a una bici que tenga que llevar por su propia cuenta, sin pisar el suelo.

Ir en bici es una de las mejores actividades que pueden hacer los niños, ya que les ayuda a relacionarse con su entorno, a desarrollar su movilidad y a conocer sus límites. Hay miles de productos, como todos los que ofrece juguear.com, que sirven para desarrollar al máximo posible las habilidades de nuestros hijos, y las bicis sin pedales son un elemento imprescindible en su infancia. Algo que recordarán con todo el cariño del mundo, sin lugar a dudas.

Sin embargo, ¿cómo saber cuál es la mejor para nuestro hijo? Hay muchos factores que afectan a que una bici se adapte bien a ellos o no, y debemos tenerlos en cuenta antes de comprar una. Tienes que asegurarte que el sillín sea ajustable, ya que, de lo contrario, tal vez tu hijo no se sienta cómodo por la altura y no quiera utilizar la bici. También tienes que tener en cuenta el tamaño de la bici en sí y para qué edades está pensada. Hay algunos modelos muy versátiles que pueden durarte años gracias a su diseño, pero hay otros que pueden quedarle pequeños a tu hijo enseguida, ya que durante los primeros años crecen a la velocidad de la luz.

La estética también es importante, aunque parezca que no, ya que una bici llamativa, que pegue con su personalidad, le motivará mucho más a utilizarla. Y, por último, aunque esto no tiene tanto que ver con la comodidad de tu hijo sino con la tuya, piensa en tu presupuesto. Hay bicis muy caras y bicis muy baratas. Puedes encontrarlas de buena calidad en rangos muy amplios de precio, y no hace falta que te gastes un pastizal para conseguir una bici de calidad para tu hijo. Sin embargo, si tienes un presupuesto ajustado, es mejor que mires varias opciones antes de decantarte por una, ya que la mayoría son bastante caras.

Compártelo en tu red social: