Decálogo de la alimentación saludable infantil

Decálogo de la alimentación saludable infantil

Si quieres que los más pequeños de la casa aprendan a comer bien para crecer más sanos y fuertes y puedan adquirir unos buenos hábitos de salud el siguiente artículo es justo lo que necesitas. Sigue leyendo para conocer la mejor guía de alimentación infantil para niños.

Decálogo para una buena alimentación infantil

Lo primero que debes saber es que para el buen desarrollo físico y emocional de los niños sin duda resulta básico que lleven una alimentación saludable. Tanto padres como profesores tienen el deber de transmitir a los pequeños la impresión de que la alimentación es básica ya que solamente tenemos un cuerpo y por tanto tenemos que cuidarlo porque la salud es muy importante.

Se les deben enseñar diferentes hábitos como que resulta básico que se sienten a comer o cenar a la mesa de forma relajada y aprendan a disfrutar y a la vez comer de manera relajada a fin de que adquieran unos hábitos de alimentación saludables. Debes explicar a tus hijos o a los niños a los que estés educando que los alimentos son muy importantes para poder crecer fuertes y hacer esas actividades que tanto les gustan (por ejemplo jugar con sus amigos o practicar sus deportes favoritos).

Aunque hay alimentos que deben evitarse casi por completo (como por ejemplo los ultra procesados cargados de grasas saturadas), incluso éstos pueden incluirse muy de vez en cuando para que los niños relajen su mente y se den algún capricho, pero debemos enseñarles siempre que estos alimentos no son los principales y que con una frecuencia de consumo no adecuada (por ejemplo tomando estos dulces todos los días) su salud empeorará. Asimismo también existen otros alimentos que sí son saludables pero no deberán tomar en exceso los niños con lo que lo mejor será adaptar las cantidades a su edad y a su momento de crecimiento.

Como nos recomiendan desde LolaMarket.com, las frutas y verduras deben estar presentes en su dieta todos los días y en gran cantidad. Si son de temporada mejor que mejor. Estos alimentos aportan muchísima fibra, vitaminas y minerales a los pequeños y resulta básico enseñarles a comerlos desde niños. Cuantas más frutas y verduras les des a probar más probabilidades habrá de que le gusten algunas o todas ellas. Recuerda que no existe límite con las frutas y las verduras, si a los niños les encantan déjales comerlas pues seguro que se regularán ellos mismo y no comerán en exceso por contra a lo que sucedería con los ultra procesados.

También es importante que los niños tomen entre tres y cuatro partes de lácteos cada día porque estos alimentos les ayudan a optimizar las reservas de calcio en sus huesos. Esto es muy necesario para que crezcan sanos ya que se encuentran en pleno desarrollo. Piensa que lo mejor será darles alimentos descremados que son mucho más saludables y tienen el mismo calcio.

Tanto para cocinar como para agregarlo a las ensaladas y todo tipo de platos de los niños te recomendamos utilizar siempre aceite de oliva y a ser posible virgen extra. Sin duda se trata del mejor aceite que se puede consumir tanto en crudo como cocinado en platos.

Asimismo, los peques de la casa también deberían tomar al menos proteína dos veces por día para crecer sanos. Hablamos por ejemplo de carne para comer y pescado para cenar, jamón en el almuerzo y huevos en la cena, etc.

En cuanto a los hidratos de carbono, sin duda se trata de alimentos necesarios para aportar los hidratos complejos que los peques necesitan y lo mejor será siempre seleccionar hidratos integrales porque así además los niños consumirán muchas más fibras, minerales y vitaminas. También debes enseñar a los niños que estar bien hidratados siempre es necesario. Debes enseñarles que tienen que acostumbrarse a beber agua siempre. Los refrescos con azúcar son solamente para casos excepcionales y siempre deben tomarlos sin cafeína.

Por supuesto resulta básico preparar la alimentación de los peques de forma equilibrada teniendo en cuenta sus especiales necesidades nutricionales, el deporte que practican, el apetito que suelen tener, etc.

Asimismo, resulta básico aprovechar los diferentes productos que se pueden encontrar actualmente en el mercado (por ejemplo verduras envasadas o frutas cortadas), pero para hacerlo debe tenerse siempre en cuenta el revisar bien las características de estos productos para no terminar comprando alimentos ultra procesados llenos de ingredientes poco saludables. Tampoco te olvides de ser tú el mejor ejemplo para tus hijos alimentándote de forma saludable y practicado deporte de forma regular.

Compártelo en tu red social: