Enseñar a los niños a ahorrar

Enseñar a los niños a ahorrar

Amar el dinero no es lo mismo que apreciar su valor, y en esto, la cultura del ahorro puede ser muy valiosa para nuestros pequeños. Generalmente, cuando un niño alcanza entre cinco y seis años, sus padres le ofrecen una asignación económica cada cierto tiempo que, utilizada de modo adecuado, puede ayudarles a apreciar el valor de las cosas y la utilidad que encierra el ahorro.

Algunos datos iniciales

Investigaciones realizadas recientemente destacan que en los hogares españoles, los niños entre 5 y 10 años perciben una asignación monetaria por parte de sus padres o tutores, y que aproximadamente esta se ubica entre los 4 y 5 euros semanales. Del mismo modo, los adolescentes entre 12 y 13 años también reciben una “paga” mensual que emplean generalmente en ropas, juguetes o golosinas. No obstante, lo peculiar de este hecho es que muchos de los niños destinan una gran parte de sus ingresos al ahorro, lo que pone en evidencia la necesidad de explotar más que nunca esta cualidad en nuestros pequeños.

La utilidad de la virtud

Ante algunas actitudes caprichosas, en las que los pequeños desean algo de manera insistente sin pensar en su costo o en si lo necesitan verdaderamente o no, el ahorro puede jugar un papel esencial a la hora de sembrar en ellos la responsabilidad económica de sus decisiones. Al mismo tiempo, la formación financiera desde edades tempranas puede apuntar a un nuevo modo, más responsable y acertado, en el que los jóvenes comprenden realmente la importancia que tiene el ahorro en su vida futura y las herramientas que ello brinda para gestionar su propio dinero. La responsabilidad, la madurez y la racionalidad, son valores que pueden lograrse de manera positiva cuando se inculca que el dinero no es todo en la vida.

Fijar objetivos

Un buen modo de despertar el interés en el pequeño por el ahorro es a través de una hucha infantil. Una botella, una caja vieja de zapatos, cualquier objeto es válido para que el pequeño acumule periódicamente una parte de su asignación o paga. No obstante, cuanto más atractivas sean, más ilusión les hará dejar el dinero que vayan ahorrando dentro de ella. Por eso te aconsejamos que compres una bonita hucha, como cualquier de las que puedes ver en este catálogo de huchas infantiles. Las huchas para niños son una gran motivación.

No obstante podemos darle aún más motivación animándole a que elabore una lista de objetivos o compras, y que por medio de una tabla pueda llevar el registro y la evolución de sus ahorros. Una meta podría ser ahorrar durante todo un año, reunir dinero para comprarse un juguete, etc. En cualquier caso, es importante respetar siempre su poder de decisión y alentarlo a que continúe ahorrando.

Ahorrar a través del esfuerzo

Para enriquecer aún más la experiencia del niño con el ahorro, muchos padres optan por inculcar en ellos el valor del trabajo. De este modo, a través de pequeñas tareas cotidianas, el pequeño puede desarrollar su disciplina y su voluntad, algo que sin duda le servirá como modelo para convertirse en una persona responsable a lo largo de su vida. Recoger el cuarto, bañar a la mascota, ayudar a poner la vajilla en la mesa, se trata de pequeñas actividades con las que podemos remunerar su esfuerzo y ejemplificar la virtud del trabajo.

Apostar por la responsabilidad

Cuando un pequeño no conoce la gestión del presupuesto familiar, es una buena práctica integrarlo al sistema de compras del hogar, permitiéndole que nos acompañe durante las compras habituales de comida o materiales escolares. A través del ejemplo vivo, nuestro hijo será capaz de adquirir un sentido de la responsabilidad muy valioso, además de que logrará advertir los peligros del consumismo.

Como ejemplo, podemos elaborar junto a él una lista de compras necesarias para el hogar y catalogar cada elemento según su nivel de importancia. Al mismo tiempo, permítele que consulte los precios y pueda comparar y valorar por sí solo cuáles son las necesidades reales. Si quieres más info, puedes leer este interesante artículo sobre ahorro infantil.

Emplea los recursos disponibles

Hoy en día, la web y las aplicaciones móviles ponen a nuestra disposición una gran cantidad de recursos para motivar en el pequeño la cultura del ahorro. Desde juegos instructivos que lo acercan a conceptos financieros hasta herramientas muy útiles para gestionar sus ahorros, cualquier oportunidad puede ser aprovechada para sembrar en nuestros hijos un nuevo sentido de responsabilidad y superación.

Compártelo en tu red social:
Más en Chiquiwiki:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook