Errores en la escritura de niños con disgrafía

Errores en la escritura de niños con disgrafía

Errores en la escritura de niños con disgrafía

Los niños con disgrafía suelen presentar algunos errores en su escritura. A continuación te presentamos cuáles son los fallos más comunes que cometen los niños con este problema y algunos consejos para enseñarles a corregirlos de forma eficaz.

Errores en la escritura de los niños con disgrafía

Los niños que presentan disgrafía tienen errores escribiendo palabras sueltas y también componiendo textos. Para conseguir corregir estos problemas se deben detectar. En muchos casos se cree que los niños que hacen este tipo de fallos no ponen interés o atención en sus deberes o que son inmaduros y tienen bajas capacidades intelectuales pero esto no es así, se trata de un problema que puede trabajarse, corregirse y eliminarse por completo.

Los pequeños que tienen disgrafía suelen presentar bastantes problemas en la escritura y hacen faltas de ortografía, se equivocan y sustituyen los grafemas e incluso pueden llegar a omitir de forma total algunos grafemas. También es común entre los niños con disgrafía olvidar siempre el poner las letras mayúsculas o colocarlas cuando no toca.

Además estos infantes suelen tener muy mala letra, normalmente no dejan ningún espacio en sus escritos o lo dejan cuando quieren y les suele costar bastante el hacer una presentación correcta, bonita y limpia. Estos pequeños también hacen uniones en palabras cuando les parece y a la vez fragmentan palabras que deberían escribir unidas. También les suele costar bastante escribir en línea recta y no respetan la acentuación, aunque conozcan las reglas ortográficas.

A la hora de escribir sus propios textos normalmente redactan siempre composiciones muy cortas y breves. Se puede detectar enseguida la disgrafía porque estos niños cuentan con muy poco vocabulario y les suele costar bastante agregar ideas nuevas. Además tienen una organización bastante mala y no ponen signos de puntuación o incluso cometen errores al utilizarlos.

Pero la disgrafía no es permanente, y, como nos recomiendan desde ComoSeEscribe, si se detecta a tiempo y no se atribuye a la falta de atención o las bajas capacidades intelectuales de un niño finalmente los niños pueden llegar a escribir de forma correcta, aunque es un proceso muy largo y complicado. Esto es así porque normalmente aunque se trabaje con estos niños de forma eficiente éstos sí serán capaces de codificar las diferentes palabras pero los costará bastante componerlas y crear textos coherentes. La causa principal de estas complicaciones es que estos pequeños no han automatizado de forma eficaz los procesos principales que se utilizan para escribir palabras o para escribir textos completos. Es por ello que para realizar sus escritos o escribir cualquier palabra utilizarán muchísimos recursos cognitivos y es por ello que finalmente no les suele quedar la atención suficiente como para que puedan ejecutar el resto de procesos que son necesarios para poder escribir de forma coherente cualquier composición.

En otras palabras, los niños que tienen problemas de disgrafía tienen un problema con el planteamiento a la hora de producir un texto y de planear cómo lo van a hacer y es por ello que aunque tengan unas ideas y conocimientos concretos es muy difícil para ellos organizar un texto con coherencia, cohesión y adecuación, así como estructurarlo de forma sintáctica y conseguir realizar una correcta coordinación gramatical. Para estos niños también resulta complicado conectar y asociar las diferentes ideas y en última instancia se les hace realmente complicado, arduo y pesado revisar sus textos, porque ya han utilizado todos sus recursos en la composición, o sencillamente en otros casos olvidan hacerlo con lo que no corrigen los errores que podrían detectar.

Para lograr corregir una disgrafia es necesario hacer una evaluación eficiente del caso concreto de cada niño a fin de localizar en que parte del proceso de escritura presentan más problemas y así poder ayudarles a corregirlos y mejorar su escritura. Entre las diferentes causas se pueden encontrar la falta de estrategias para escribir, el desconocimiento de cómo deben planear una escritura correcta y la falta de automatización de los distintos procesos que componen el procedimiento de hacer un escrito de calidad.

Compártelo en tu red social: