Objetos cotidianos que no deben estar al alcance de los niños

Objetos cotidianos que no deben estar al alcance de los niños

Los niños lo quieren explorar todo, desde una lámpara que hay en el techo, quedándose embobados con ella, hasta otros elementos que pueden estar cerca de ellos y por lo tanto, pueden considerarse un auténtico peligro para su salud. En esta guía que te hemos elaborado hemos querido que tuvieras un listado completo de los objetos cotidianos que no deben estar al alcance de los niños ya que pueden ser letales para ellos.

Objetos que deben de estar fuera del alcance de los niños

Productos de limpieza

Es habitual que tengamos en un mueble todos los productos de limpieza en casa, teniendo estos muchos colores diferentes y muy atractivos, desde los amarillos, los rosas, o verdes, algo que le encantará al menor y que verá con mucha atención. Si a esta atracción le añadimos que por lo general, el niño observa que de diferentes recipientes, ya bien sea un tetra brik de leche, una botella de Coca Cola o un batido sale una bebida deliciosa, pues por asimilación va a pensar que dichos productos de limpieza que vienen en esos botes con colores serán bebidas y querrá llevárselos a la boca, pudiendo causar en muchos casos un dolor terrible, debiendo de ir a urgencias para realizar un lavado de estómago, aunque puede ocurrir accidentes más graves. Por este motivo todos los productos para la limpieza del hogar deberán de estar en alto, donde ellos nunca vayan a llegar.

Pilas y baterías

Las pilas de cualquier tipo, pero sobre todo las de botón tenemos que quitarlas de la vista de los pequeños, ya que son muy fáciles de ingerir y en el estómago, con los jugos gástricos puede ser una auténtica bomba que haga que el menor no pase de esa noche si no se actúa con la extrema rapidez. Para evitar por lo tanto esta desgracia, deberemos de guardarlas bien, recordando que todos los objetos que tenemos en casa y que funcionan a pilas deben de tener un seguro para que no se abran, como bien pueden ser los mandos a distancia o cualquier llavero con las llaves del garaje o del coche, ya que puede ocasionar mucho daño en la salud del menor.

Cubiertos metálicos

Puede que en un primer momento nos parezca divertido ver a un niño de menos de tres años cogiendo en sus pequeñas manos un tenedor o un cuchillo, pero se conocen muchos casos en los que han causado gran daño a otros niños con estos utensilios de cocina. Tan solo tienes que pensar, por ejemplo lo que se podría ocasionar con un abrelatas convencional, aquellos que cuentan con una punta en manos de un niño, con un simple gesto mal coordinado puede acabar en su cara o incluso en el ojo de su hermano, por lo que es conveniente retirarlos o si cabe la posibilidad usar un modelo eléctrico que son más seguros y que tienen sistemas de protección para menores. ¿Quieres más información sobre abrelatas eléctricos? En este catálogo de OrtopediayMas.com encontrarás toda la información que necesitas, además de diferentes modelos de abrelatas eléctricos.

Monedas

Otro de esos objetos que solemos tener en cualquier parte de casa, sobre todo si hablamos de los céntimos son las monedas. Debemos de tener mucho cuidado de darle a los pequeños de la casa monedas o carteras para que jueguen con ellas ya que corren el riesgo de tragárselas y que le obstruya o bien la faringe o incluso los intestinos y que sus funciones no se realicen correctamente con grandes problemas de salud. Por ese motivo, evita tener las monedas a su alcance, colócalas en un cuenco o en alguna parte de la casa a la que ellos no tengan un acceso tan fácil.

Piezas de juguetes pequeñas

Es muy importante tener en cuenta la edad recomendable de los juguetes para dárselos a los niños, puesto que puedes correr el riesgo de darle un producto que sin darte cuenta se lo ha llevado a la boca y se lo ha comido. Además de tener el riesgo de que quede en su estómago, puede provocar daños muy graves en la garganta o peor aún una asfixia que puede provocarle la muerte en el acto. De igual modo, incluso si los juguetes tienen la recomendación necesaria, necesitarás tener en todo momento cuidado por si ves que alguna pieza está suelta o puede arrancarse con facilidad.

Objetos realizados con goma o silicona

Este consejo está centrado especialmente en niños que siguen mordiendo todo lo que pillan a su paso ya que les está saliendo los dientes y que además, están las piezas dentales más afiladas, consiguiendo arrancar trozos de goma o silicona y tragárselos. Aunque por lo general los trozos serán pequeños y podrán ser expulsados por las heces, bien es cierto que tienen el riesgo de que lo que ingieran o bien no esté homologado y cause un riesgo para su salud por contener elementos tóxicos, o bien porque le obstruya la garganta provocándole asfixia.

Compártelo en tu red social: