10 usos de la tabla Wobbel

10 usos de la tabla Wobbel

La tabla Wobbel se ha puesto de moda últimamente entre los padres defensores de los juguetes naturales y educativos. En este artículo te presentamos todos los usos de la tabla Wobbel para que los pequeños de la casa puedan sacarle el mayor partido posible.

Mantener el equilibrio

Con la tabla Wobbel o tabla curva los niños pueden jugar a hacer equilibrio mientras se divierten y lo pasan en grande desarrollando este sentido tan importante y poniéndose a prueba. Esta tabla les animará a experimentar hasta dónde pueden llegar haciendo diferentes posturas cada vez más complicadas y por tanto les ayudará a superarse y a mejorar muchísimo su sentido del equilibrio.

Relajarse

Después de un buen rato jugando y haciendo equilibrios la tabla es también el espacio perfecto para que puedan relajarse. Los niños podrán tumbarse en la tabla Wobbel, ya que ésta cuenta con una forma cóncava muy interesante y sentirse como en casa en una posición de óptima comodidad porque ésta quedará como una especie de balancín en el que podrán recostarse, leer, jugar e incluso hacer la siesta si les ponemos un cojín y una mantita.

El balanceo

Sin duda otro de los usos más interesantes de la tabla Wobbel para los niños es el balanceo. Se trata de una actividad especialmente placentera y beneficiosa para la salud de los niños que les ayudará a estimular su sistema vestibular al máximo. Este sistema resulta especialmente importante para desarrollar otras muchas facetas en su vida tan diferentes como el correr o la lectura (fuente: https://www.juguear.com/comprar/marca/wobbel/).

Los saltos

Por otro lado, la tabla Wobbel será también una gran alternativa para que los peques puedan experimentar al máximo y probar a hacer saltos muy diferentes. Se trata de una opción muy interesante con la que poco a poco irán descubriendo nuevas posibilidades. Tanto las niñas como los niños a los que les encante saltar pueden utilizarla para experimentar de forma segura. Los expertos destacan la importancia de dejarles probar para que puedan ir cogiendo seguridad y evolucionar poco a poco, mejorando en gran medida sus capacidades motoras.

Mesita de juegos

Pero eso no es todo porque la tabla Wobble es también una gran opción para usarla como mesita de juegos. Se puede utilizar en forma de mesa auxiliar para que los niños puedan pasarlo en grande con todo tipo de juguetes diferentes, siendo una opción muy interesante las figuras para montar construcciones los cochecitos, porque podrán deslizarlos por la tabla como vemos en el punto siguiente.

El tobogán

Asimismo, la tabla Wobbel también es un tobogán ideal para niños pequeños. Los niños podrán deslizarse por la tabla de forma segura o tirar a sus muñecos, coches, bolas, etc. por el tobogán mientras se divierten al máximo con mucha seguridad, ya que el diseño de la tabla está libre de cualquier tipo de riesgo.

Una práctica silla

Además la tabla Wobble también puede convertirse en una cómoda silla para que los peques se sienten en cualquier lugar con la familia, con sus amigos o simplemente cuando estén jugando tranquilos en su habitación si prefieren no sentarse en el suelo. Es una opción muy interesante porque sobre todo les permite experimentar y descubrir todo por ellos mismos.

Para empezar a estirar

Por otro lado, también es muy importante enseñar a los niños desde bien pequeñitos la importancia de realizar estiramientos para mantenerse saludables y fuertes. La tabla es la opción perfecta para estirar la espalda y las piernas, ya que cuenta con un formato curvo especialmente interesante para ayudarles en este proceso.

Para practicar yoga

Si queremos ir un poco más allá y animarles a practicar yoga con nosotros la tabla curva Wobble es la herramienta ideal para enseñarles y que puedan practicar todo tipo de ejercicios de yoga en total equilibrio mientras aprenden nuevas posturas. En poco tiempo te sorprenderá como son capaces de hacer muchas más posturas que tú.

A modo de pizarra o panel

Por último, la tabla Wobble puede utilizarse también como una práctica pizarra o un panel de fieltro para añadir diferentes pegatinas y jugar, hacer actividades, contar cuentos e historias, etc. El único límite en este punto será la imaginación de los peques, que sin duda lo pasarán en grande jugando con su tabla.

Compártelo en tu red social: